b_0_0_0_00_images_tit_articulos.jpg

Grave ataque a la libertad de expresion en Turquía, confiscación del diario Zaman.

La incautación por parte del gobierno turco del diario Zaman, el periodico de mayor venta en Turquía, es un ataque a los derechos humanos del país, la sociedad civil, a la libertad de expresión y a los medios de comunicación.

 

En su esfuerzo por consolidar el poder y silenciar toda disidencia, las acciones del presidente Recep Tayyip Erdogan, sólo sirven para poner de relieve sus crecientes tendencias autoritarias.
 
Creemos que Turquía esta descendiendo constantemente hacia un régimen de represión y dictadura, es por eso que desde el Centro de Dialogo Intercultural Alba, institución que promueve los valores comunes a todas las tradiciones religiosas y el respeto por la diversidad de pensamiento instamos a todas las partes interesadas en la preservación de la libertad de prensa y los derechos humanos a condenar las acciones de Erdogan y ejercer presión sobre él utilizando todos los medios disponibles para devolver a Zaman a sus legítimos propietarios, editores y personal.
 
Esta no es la primera vez que Erdogan ha tratado de aplastar toda oposición y disidencia. En octubre pasado, el gobierno se apoderó de las instituciones y los medios de comunicación críticos Bugun y Kanalturk, sólo para convertirlos en fuentes de propaganda a favor del gobierno. Numerosos periodistas han sido despedidos o encarcelados simplemente por criticar al gobierno o informar sobre acusaciones de corrupción oficial. En los últimos tiempos el gobierno ha abierto cerca de 2.000 casos en contra de los ciudadanos turcos con acusaciones tales como "insultar al presidente".
 
"La capacidad de los medios para operar libremente y sin temor a represalias por parte del gobierno es aún más crítica ya que Zaman es uno de los pocos medios turcos que informaron sobre los abusos que se producen en el país, tales como violaciones de los derechos humanos cometidas contra los ciudadanos kurdos en el sureste de Turquía. 

 
Además de la vulneración de los valores democráticos de Turquía y la violación de la libertad de prensa, la incautación de Zaman constituye una violación explícita de la Constitución turca, específicamente de su artículo 30 que prohíbe la expropiación o confiscación de medios gráficos.

Organismos de derechos humanos tales como Amnistía Internacional y asociaciones que promueven el diálogo interreligioso y social tales como el Instituto de Paz de Washington DC se han solidarizado con lo ocurrido en el Diario Zaman.

Suscribite a Dialogar





Video Institucional

Libro Digital

Libro Fethullah Gulen

b_0_0_0_00_images_libro_gulen.jpg

Últimas Noticias

c_500_140_16777215_00_images_gulen.jpg